VOLUNTARIADO AMBIENTAL: BUSCANDO NEANDERTALES

voluntariado

Este agosto, se ha llevado a cabo una nueva intervención arqueológica en la Cueva de Prado Vargas, en el complejo kárstico de Ojo Guareña. Y por segundo año consecutivo, se ha realizado de forma coordinada un programa de voluntariado ambiental

Marta Navazo (arqueóloga y profesora de la UBU) y su equipo han estado trabajando en este proyecto, desde el 16 al 30 de agosto. Podéis seguir sus hallazgos y novedades a través de su facebook: Cueva Prado Vargas. Además, el programa se ha completado con un curso de formación para los voluntarios, impartido por Rodrigo Alonso (responsable de didáctica del Museo de la Evolución Humana) y una conferencia sobre “Los últimos neandertales de la meseta“. Ambos, se realizaron en la Casa del Parque de Ojo Guareña. En ellos, aprendimos sobre arqueología y debatimos sobre evolución humana. La ciencia todavía tiene un montón de preguntas abiertas en este campo. Esto nos permitió divagar, discutir y generar nuestras propias hipótesis. Muchas veces, más divertido y enriquecedor que tener la respuesta correcta.

Una aguja en un pajar 

La campaña de excavación se ha complementado con un voluntariado de lavado y cribado de sedimentos arqueológicos. En él, han participado 41 voluntarios venidos desde Burgos, Vizcaya, Palencia, Asturias, e incluso Inglaterra. El laboratorio de lavado y cribado se ha realizado en el río Ulemas, entre Quintanilla del Rebollar y Cornejo (Merindad de Sotoscueva). Del lunes al viernes, se han lavado unos 175kg de sedimentos al día.

En el proceso de excavación, el equipo de arqueólogos, reservan los sedimentos que esconden las piezas de sílex, huesos y otros hallazgos. Son estos sedimentos los que son bajados al río, para ser lavados y cribados. Durante este proceso, se encuentran piezas más pequeñas que se ocultaban entre las arcillas. Estos restos son secados y clasificados en bolsas, etiquetadas y numeradas por estratos y cuadriculas. De esta forma, más tarde podrán ser investigadas a fondo en el laboratorio. Esta es la labor de nuestros voluntarios. Un trabajo minucioso, pero también emocionante, y es que nadie encuentra todos los días sílex, huesos o dientes de micromamíferos que vivieron aquí, hace más de 45.000 años.  

Gracias a todos los colaboradores del programa y a todos los particulares implicados. Equipo, esperamos con expectación vuestros hallazgos y seguir disfrutando con vosotros de la arqueología el próximo verano. 

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *