DESPEDIDA CON UN GRAN CONCIERTO!

Se acerca el fin del campamento, ya solo nos quedan unas pocas horas para disfrutar de esta genial experiencia llena de emociones y sorpresas. Si lugar a dudas, el próximo año volveremos a repetir, esperando nuevas actividades preparadas por los educadores ambientales.

El jueves, amaneció como otro día mas de la semana, pero sin darnos cuenta, estábamos llegando al final de nuestro campamento de verano en el robledal del monte Edilla. Como todas las mañanas las monitoras nos recibieron con una sonrisa en a cara y llenas de energía, dispuestas a desarrollar nuevas actividades muy divertidas y entretenidas.

Comenzamos la mañana con un clásico; cantamos la canción titulada “Oh ale ale”, digna de estar en los primeros puestos de la lista de los 40 principales. Como sonaba…….. brutal! nos despertó a todos y las legañas pasaron a ser historia.

 Una vez despiertos y dispuestos a trabajar un poco, nos pusimos manos a la obra y envolvimos las bombas de sales de baños, utilizando unos saquitos elaborados y diseñados por nosotros.

Como estábamos en racha y super inspirados, las monitoras nos propusieron diseñar nuestros pajaritos de arcilla. Y…cual fue nuestra respuesta:

-Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!! Sacad la arcilla que nos vamos a pringar hasta las cejas.

Después de dar forma a los pájaros tuvimos unos minutillos para cargar las pilas con el almuerzo. Ay que hambre teníamos! pero que rico que estaba el almuerzo preparado por nuestros padres.

Una vez ya con las pilas recargadas tocaba ensayar. Gracias a las indicaciones de Lydia, que ha aprendido de la leyenda llamada “Hans Zimmer”, pudimos interpretar a la perfección los siguientes temazos “In the jungle”, “We will rock you” y “Banana-banana”.

A las 20:30 estábamos ya todos listos en el albergue porque tocaba la esperada acamada!! Cargados de sacos, cena y demás atuendos nos fuimos ubicando en las tiendas:

Toma yaaaaaa!!!!! A dormir como los jabalíes, en mitad del bosque. Yuuujuuuuuu!!!!!!!

Los juegos nocturnos fueron super divertidos! jugamos a unos juegos de correr para cansarnos un poquito y luego hicimos una actividad sobre visualización de estrellas, construyendo un visor de estrellas.

Después tocaba ir al sobre, a algunos se nos cerraban los parpados, pero otros todavía teníamos batería para un rato largo…. por lo que nos costó un poco coger el sueño.

Por la mañana, algunos con mucho sueño y otros madrugadores amanecíamos con una fresca mañana en el monte Edilla. Muestra de los más dormilones…

Continuamos con un delicioso desayuno al aire libre, justo lo que necesitábamos para empezar el día con buen pie.

Los pajaritos que el día anterior preparamos acabamos dándoles un toque de color.

Después nos pusimos a diseñar y pintar un mural, como recuerdo de nuestro paso por el campamento. A continuación leímos el manifiesto  del club de los intrépidos y nos entregaron el carnet de exploradores.

Y para finalizar esta entretenida quincena con mucho cariño para nuestras familias dimos el esperado concierto! Con toda la familia presente lo dimos todo y los temazos que teníamos ensayados no defraudaron.

Así que con todo esto nos queremos despedir hasta el año que viene y desearos un feliz verano a tod@s!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.